IN HOC SIGNO VINCIS -MaRCo g. -

Monday, February 27, 2006

Lamento no poder ayudarte.

La verdad, yo no soy la persona indicada para hacer tal cosa. Pero tú conoces a muchos hombres que pueden dar un mucho mejor ejemplo. Yo no soy la persona indicada. No soy gregario.
Ten en mente también, Mayté, que se predica con el ejemplo. Tanta porquería que te has metido a través de los años por mera fisiología debió dejar secuelas y daños cada vez menos reparables. ¿Por qué no intentas la homeopatía? ¿Por qué no te vuelves a meter la misma basura que tanto tiempo consumiste? ¿Será por eso que tu organismo ya empezó a agarrarte rencor? Tu pides a tu cuerpo que no te juzgue por tus acciones, pero ya no puedes engañarlo con medicinas mágicas y doctores magníficos.
Y hablando de rencor, como rencoroso que soy, mis enseñanzas me las reservo con mayor razón incluso si fuera yo la última soda en el desierto.
Me desaparezco cuando hablas. Parcamente contesto monosílabos. No regreso tus llamadas. Te dejo hablando sola.
Debe haber razones por las cuales no pregunto tus pormenores y bitácora.
Debe haber razones por las que no quiero oírlas.

|

Links to this post:

Create a Link

<< Home