IN HOC SIGNO VINCIS -MaRCo g. -

Wednesday, December 21, 2005

"Segundo, si aquel no te pela, y el que te pela ya no tiene ganas... ya no es culpa ni mía ni del otro baboso"

Históricamente, cuando se llega a estas alturas del partido, a las solteronas les suelen preguntar ¿Y por qué no te has casado?
-"Porque no he querido"
...
"porque no he querido... porque no he querido..." ¡Porque no te HAN querido, que es distinto! ¡Algo tienes! ¡De alguna pata cojeas! La selección natural está en efecto cuando no aleatoriamente ha decidido que eres no ideal para la procreación y mejoramiento de la especie. Probablemente la naturaleza está salvando a la humanidad de una estirpe corrompida genéticamente, proclive a los vicios maternos, educada por el modelo insano de conducta humana que justamente la selección intentó evitar fermentar.
Y como el monstruo del dr. Frankenstein, quizá termine el producto recriminándote su existencia. Recriminando el camino vitalicio que le obligaste a seguir pese a la mala calidad de la materia que lo forma.
He intentado cruzar la barrera del género ficticio y del género sexual y aplicar esta teoría en el contexto masculino; particularmente, usando como cobaya al mejor solterón que conozco, que resulto ser yo. Sin embargo, yo no soy, (como el Dr.), un dador de vida. Yo soy, biológicamente, la simiente: la diversidad de la especie. Soy errante, hormonal, perenne, carnívoro, depredador, y en mi simiente igual fluye zaratustra que san benito, igual que fluyo yo de la planicie a la altura y al valle. Y soy libre. Y convencido de mis actos.
Soy Alpha.

|

Links to this post:

Create a Link

<< Home